4 Mitos falsos sobre el ejercicio

BANNER-PROWINNERFERRERO13

antioxidantes-mejoran-recuperación

Falso Mito número 1: “Sudar adelgaza”.

El sudor es un mecanismo automático de protección contra la temperatura exterior. Efectivamente, cuando se suda se pierde peso. Pero se recupera inmediatamente, al reponer los líquidos (imprescindibles para la salud y el rendimiento) que se han perdido con la sudoración. Forzar la sudoración, afecta al correcto estado de hidratación y hace peligrar tu salud, pero no se pierde ni un gramo de grasa.

Falso mito número 2: “Hacer deporte por la mañana te hace perder más calorías”.
Quemamos exactamente el mismo número de calorías a las 5 de la mañana y a las 5 de la tarde; es más, el rendimiento físico suele verse reducido por la mañana porque la temperatura corporal está en su momento más bajo y los niveles de vitalidad también. No obstante hacer ejercicios por la mañana después de un desayuno ligero (como una pieza de fruta y agua) nos da mucha energía para el resto del día y además nos hace quemar más grasa, puesto que el estómago está vacío y nuestro cuerpo utiliza nuestras reservas para conseguir la energía que necesita.

Falso Mito número 3: “Estirar siempre es bueno”.
Hay que hacerlo en el momento adecuado, y de la forma correcta. Lo que sí se puede afirmar en resumen es: que no se debe estirar en frío, no se debe forzar, ni llegar al dolor, mantener la respiración relajada, mejor sin rebote, y evitar los músculos muy doloridos.

Falso Mito número 4: “El ejercicio permite comer lo que se quiera”.
El deporte practicado de forma saludable debe apoyarse en una alimentación equilibrada y un correcto descanso, para tener una vida saludable. Cuanto más ejercicio se realiza, más energía es necesaria y más calorías se consumen al día, pero si se come más de la cuenta, no sólo no se perderá peso sino que se ganará.

Anuncios